Lunes, 16 de Noviembre de 2009

Posted on Actualizado enn

El buen pastorAl comienzo de este blog dije que a Dios había que buscarlo dentro de nosotros mismos y verlo en los demás, en la gente que nos rodea. Pero a estas alturas yo me diría: ” vale, todo esto está muy bien; pero es que yo miro a mi alrededor y solo veo violencia, guerras…..¿Por que permite Dios que exista esto? Logicamente Dios no lo permite, pero es que aparte de Él hay alguien más: el demonio. Igual que es dogma de fe creer en Dios, también hay que creer en el demonio. Pero el demonio no es ese personaje que es de color rojo, con cuernos y patas de chivo. No.

Es evidente que hay que creer en él, porque si Dios representa al BIEN, el demonio representa al MAL. Y el mal existe, vaya si existe. Es la eterna lucha del bien contra el mal. Y también habita en nosotros. El demonio es lo peor que llevamos dentro, nuestros mas bajos instintos. Por eso hay que luchar contra el y combatirlo.

Es lógico que mucha gente no vea a Dios y no crean en Él, viendo toda esa violencia y todas esas guerras que provocan demasiadas muertes, hambre, enfermedades, etc… Pero es por eso, porque no estamos dejando que Dios actue por nosotros, pero sí al demonio. Dios sí existe y siempre existirá, lo que pasa es que nos estamos olvidando de Él y lo estamos haciendo pequeñito. Desgraciadamente el mal se está haciendo grande y lo estamos dejando crecer cada vez más. Pero es que es tan astuto que se disfraza y, a éste no sabemos verle.

Yo lo tengo claramente identificado. Es posible que esté equivocado, pero yo lo veo en todos sitios. Por poner algún ejemplo: Veo que el mal está actuando a través de los gobernantes cuando nos quieren hacer creer que el aborto, por ejemplo, es un derecho que tiene la mujer para decidir sobre su cuerpo. Disfrazan de derecho lo que claramente es un crimen. Pero ¿que hay del derecho a la vida de la criatura que lleva dentro?¿Dios permite este crimen? Claro que no. Luego están esos que, con sus ansias de poder, provocan las guerras. Y ¡que me decís de la televisión? Es el medio más poderoso para dominar las mentes. Nos hacen ver como normal cosas que no lo son. TENTACIONES DE JESUSSobre todo esas series con las que quieren educar para la ciudadania. Series llenas de violencia, de hijos que no repetan a sus padres, de chicas que se acuestan con el primero que pasa, donde se consumen drogas y alcohol. Nos repiten esto tantas veces que ya lo vemos normal. Pongo esto como ejemplo, pero si le dedicamos tiempo encontraríamos muchísimos más. Este es el demonio y estamos dejando que gane la batalla.

Muchísimas son las tentaciones que el mal nos ofrece. El mismísimo Jesús también las tuvo. En Mateo 4, 1-11

1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo.
2 Y después de hacer un ayuno de cuarenta días y cuarenta noches, al fin sintió hambre.
3 Y acercándose el tentador, le dijo: «Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes.»
4 Mas él respondió: «Está escrito: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.»
5 Entonces el diablo le lleva consigo a la Ciudad Santa, le pone sobre el alero del Templo,
6 y le dice: «Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: A sus ángeles te encomendará, y en sus manos te llevarán, para que no tropiece tu pie en piedra alguna.»
7 Jesús le dijo: «También está escrito: No tentarás al Señor tu Dios.»
8 Todavía le lleva consigo el diablo a un monte muy alto, le muestra todos los reinos del mundo y su gloria,
9 y le dice: «Todo esto te daré si postrándote me adoras.»
10 Dícele entonces Jesús: «Apártate, Satanás, porque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a él darás culto.»
11 Entonces el diablo le deja.
Yo también puedo conseguir echar al demonio siguiendo el ejemplo de Jesús.
Anuncios