Viernes, 11 de Diciembre de 2009

11 12 2009

En Lucas 2, 7 dice: “…y dio a luz a su hijo primogénito; lo envolvió en pañales y lo reclinó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada.”

Precioso pasaje y lleno de significado. No había sitio para ellos en la posada ni en ningún sitio. José y María se sintieron rechazados y lo único que le ofrecieron fue un lugar en un pesebre donde descansaban los animales. Jesús fue rechazado ya desde su nacimiento y nada ha cambiado desde entonces. Aún hoy se sigue rechazando el nacimiento de Jesús. Son muchísimas cosas que nos rodean las que impiden ese nacimiento en nuestros corazones. Debemos de cambiar, y para eso sirve este tiempo de Adviento, nuestra manera de pensar y de actuar. Debemos de ser humildes, igual que el pesebre, para que Jesús se recueste en nosotros, para que podamos acogerle mejor. Vamos a dejar que Jesús nazca en nostros y nos guíe. Dejemos que su llanto nos despierte y nos toque el corazón.

¡FELIZ NAVIDAD!

Pincha en el siguiente enlace y tendrás tu felicitación de Navidad.

http://www.regalosvirtuales.com/index.php?step=sendcard&ec_id=3692

Anuncios

Acciones

Information

One response

26 08 2012
Mishel Garcia

me gusta mugho la imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: