Martes, 18 de Enero de 2010

19 01 2010

En estas pasadas fiestas de Navidad, y mientras realizaba unas compras, me paré en la seccioón de libros y ví uno que me llamó la atención. Su título es: “Quizá Dios no exista, no te preocupes y sé feliz”.  No sé quien es el autor, pero sé que lo que intenta es promover el ateísmo.

Ante esto yo me pregunto: Si Dios no existe ¿que sentido tiene todo? Si vengo diciendo que Dios es Amor, ¿que “justeza” (y no digo justicia) habrá en el mundo? Si no hay Amor, si no hay justeza, si no hay solidaridad, si no hay nada, entonces ¿todo está permitido? Pienso en todo esto después de ver la gran tragedia ocurrida en Haití con el terremoto…….Si Dios, que es Amor, no existiese no se habría movilizado toda la ayuda humanitaria que se ha movido. Si Dios no existiese no estaríamos mandando tantos donativos como mandamos, no se movilizarían tantos médicos, bomberos, militares, misioneros y voluntarios. QuIzá Dios SÍ existe y por eso toca el corazón de todos aquellos que están colaborando de alguna manera.

Esto es solo un ejemplo, de muchos que podría poner, de que para mí Dios sí existe. Así es como podemos demostrar la existencia de Dios. ¿Quien puede demostrarme que Dios no existe? Quiero pruebas. Muchos me dirían que la prueba está en que si Dios hubíera existido no hubiese permitido tal tragedia. Pero yo digo que las tragedias ocurren queramos o no queramos, la cuestión está en ¿como respondemos a tales tragedias? Dios te toca para que respondas dando Amor, esperanza, solidadidad, ayuda. En definitiva, amor a los hermanos mas necesitados. Ya lo dijo Jesús en la Última Cena:  “…amaos los unos a los otros como yo os he amado.”

No te preocupes y sé feliz, dice otra parte del título del libro. La persona que vive sin preocupaciones se toma la vida muy superficialmente y a la ligera. Entonces se puede vivir despreocupado, pero realmente así no se es verdaderamente feliz. Si Dios no existe, la vida termina en este mundo. Si la vida termina en este mundo, hay que aprovecharla al máximo. Pero, ¿hasta dónde puedo llegar?, pues todos querrán hacer lo mismo. Si nadie puede impedirme que haga lo que quiera, ¿existirá entonces la justicia o “justeza”? ¿Quién la garantizará? ¿Será lo mismo lo justo que lo injusto? ¿Por qué podremos decir que hay gente buena o mala? ¡Cuántas preocupaciones si Dios no existe! ¡Cuánta infelicidad al contemplar las desigualdades de esta vida! Que ironía ¿verdad?

Yo diría:  ¡QUIZÁ DIOS EXISTA, OCÙPATE, Y SE FELIZ!

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: