Lunes 7 de Junio de 2010

Posted on

El pasado 3 de Junio tuvo lugar la clausura del curso 2009-2010  en la Santa Cueva de la Iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo.

El acto estuvo presidido por nuestro obispo D. Antonio Ceballos Atienza, quien entregó los diplomas a diecinueve catequistas que han finalizado este curso de formación catequética, durante los años 2007 a 2010.

Se trata de la primera promoción de nuestra escuela arciprestal.

En esta fotografía podéis ver a todos los que terminamos el curso con D. Antonio en el centro, algunos de los profesores y D. Jesús, párroco de la Iglesia Mayor de San Pedro y San Pablo. A mi me encontraréis a la derecha del Sr. Obispo, con camisa gris.

Desde aquí quiero resaltar la importancia que tiene la preparación y formación de los catequistas. Por mi experiencia os diré que cuanto más aprendía más me daba cuenta de lo poco que sabía; haciendo honor a la frase de aquél filósofo que dijo: “solo sé que no sé nada”.

Os animo, si es que este blog lo lee algún catequista o animador parroquial, a que os forméis; pues no podéis imaginar todo lo que Dios tiene que decirnos.

Anuncios