Jueves,24 de Marzo de 2011

24 03 2011

Quiero responder a Teresa Gala, de Cancún (Mexico), que tan amablemente ha dejado un comentario en el artículo que dejé ayer, y de paso hacer una reflexión al respecto.

Visto lo visto, los catequistas nos llegamos a sentir igual de desilusionados como cuando Jesús hizo su entrada triunfal en Jerusalem. ¿Que Jesús se sintió desilusionado cuando llegó a Jerusalem? Pues sí. No en el momento de entrar, que fue recibido con ramas de olivo y palmas, pero sí después. ¿Que pasó después? Pues pasó como le ocurre a la cerveza con la espuma: al principio mucho y después la espuma se esfuma. Después la gente se iva olvidando de Él.

A los catequistas nos pasa lo mismo. Empezamos el período de dos años de catequesis con los niños, muy ilusionados, deseando de verles comulgar con Jesús. La mayoría de los niños vienen con ganas, con ilusión. Están deseando de que los dos años pasen rápido para que llegue el día de su Primera Comunión. Hacemos reuniones con los padres, preparamos celebraciones para ellos, lo dejamos todo muy bonito para ese día, trabajamos duro, tenemos muchos quebraderos de cabeza. Pero lo hacemos con ilusión, no os quepa duda. Y ¿que pasa después de la Primera Comunión? Como le ocurre a la cerveza con la espuma. Si te he visto no me acuerdo. A mi no me importa que se olviden de nosotros, los catequistas, de lo mucho que hemos trabajado por ellos. Lo que me duele es que se olviden de Jesús, que ya no quieran volver (los que vuelven son pocos) 

¿Veis? Como en Jerusalem. Lo recibimos con mucha alegría y después lo olvidamos. Desgraciadamente la Primera Comunión se convierte, para muchos, también en la última. Y es porque no se han quedado con nada de lo recibido en los dos años de catequesis y porque les ha deslumbrado todo lo que ha rodeado ese día ( vestidos, regalos, banquetes….).

No creáis que por decir esto que digo, estoy enfadado ni nada por el estilo. Sigo con la misma ilusión y las mismas ganas que cuando empecé  hace 17 años. Pero sí es verdad que la desilusión está ahí. Pero los catequistas, incluido yo, estaremos siempre al píe del cañon, pase lo que pase.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

25 03 2011
TERESA GALA

HOLA, HOMBRE QUE ESA DESILUSION QUE TIENES SE CONVIERTA EN FUERZA Y FÉ, NO TE DESANIMES, POR FAVOR! YA QUE LOS BUENOS SOMOS MÁS, AY QUE SEGUIR FIRMES, COMO TU BIEN DICES, AL PIE DEL CAÑON, TODOS DESDE NUESTRA TRINCHERA DEBEMOS HACER ALGO, A MI ME TOCA COMO MADRE, SEGUIR ENSEÑANDOLE A MIS HIJOS LO GRANDIOSO Y MARAVILLOSO QUE ES DIOS, LES ENSEÑO A SER FELICES CON LO QUE TENEMOS A NUESTRO ALCANCE, DIOS NOS AMA Y NOS ALIENTA CADA DÍA CON EL NACIMIENTO DE NUEVOS SERES, MAS DE UNA VIDA, DÍA A DÍA, MINUTO A MINUTO, SEGUNDO A SEGUNDO…….GRACIAS POR DEDICARTE A LA CATEQUESIS, ESO ES INVALUABLE. SALUDOS!!!!

25 03 2011
blogdeuncatequista

No te preocupes Teresa, qué ánimo no me falta. Y muchas, muchísimas gracias por tu apoyo. Que Dios te bendiga a ti tambíen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: