Últimas Actualizaciones del Evento

Lunes, 9 de Noviembre de 2009

Posted on

Lunes, 9 de Noviembre de 2009

Decía Groucho Marx que la felicidad está hecha de pequeñas cosas: tener un pequeño yate, una pequeña fortuna, una pequeña mansión………..Pero no voy yo por ahí. Aunque sí es verdad que lo que hay que hacer son esas pequeñas cosas que nos ayuden a ser un poco mejores. Como ya dije anteriormente ser cristiano, seguidor de Jesús, es muy dificil pero podemos empezar por esas cosillas que no cuestan ningún trabajo y que sí nos dan, y pueden dar a los demás, la felicidad. Por ejemplo una sonrisa, un saber callarse a tiempo, un saludo, una palabra amable, una atención en un determinado momento, un pedir perdón y saber perdonar, y un largo etc.

Esas pequeñas cosas sí dan la felicidad. Luego, con el tiempo, ya estaremos preparados para otras cosas. El caso es que nosotros pongamos ese poco de nuestra parte y Dios hará el resto.

En algunas ocasiones he oido decir a algunas personas que ellos son creyentes, pero no son practicantes. Eso es como hacer una paella sin arroz. Dicen ser no practicantes porque no tienen tiempo. ¿Que no tienen tiempo para dedicar una sonrisa?¿Es que no tienen tiempo para estar un ratito dedicado a sus hijos?¿No tienen tiempo para dedicar a un amigo que les necesite, o para dar unos buenos días con amabilidad?¿Es que no tienen tiempo para saludar a un vecino en la escalera? Sin embargo sí hay tiempo para criticar al prójimo, para hacer ruido y molestar a los demás, para ser envidiosos, y un larguísimo etc…

Ya dije lo de las bienaventuranzas. Desde mi punto de vista una de las mejores es la de la humildad, sin desmerecer las demás, claro. Siendo humilde sé es todo: pacífico, misericordioso, limpio de corazón….. Siendo humildes yo creo que conseguiriamos grandes cosas. Nosotros no somos más que nadie. Yo creo que siendo humildes pensaríamos más en los demás y menos en nosotros mismos.Pero ¿que es la humildad? EL VATICANO - CELEBRACION JUEVES SANTO

Habitualmente se tiende a confundir la humildad con una falta de autoestima o incluso con un gusto por ser blanco de humillaciones.Sin embargo ser humilde es otra cosa: es aceptarse de modo lúcido y sereno tal y como somos, con nuestros defectos y limitaciones, pero también con nuestros talentos y capacidades, y todo ello bajo la mirada amorosa del Dios Padre que nos acoge sin condiciones.Ese sabernos amados por Dios es lo que nos llevará a aceptar a los hermanos tal como son, y a caminar por la vida sin egoísmo, soberbia, desprecio o desdén hacia los demás.

   Así aprenderíamos a respetar y conseguiríamos respeto. No nos haría falta la violencia para imponer nuestra voluntad. No harían falta leyes que diesen derecho a las mujeres, pues nos veríamos de igual a igual. “Hombre y mujer los creó” dice el Génesis. Respetaríamos la propiedad de los demás y no andaríamos destruyendo cosas, respetaríamos la vida y no pensaríamos que el aborto es un derecho (de esto ya hablaré otro día). En fin, lo podríamos aplicar a un sinfin de cosas. El Señor vino a servir y no ha ser servido. Tomemos ejemplo de cuando Él lavó los pies a sus apóstoles en la Santa Cena. Hay que ser muy humide para hacer esto.

Todos estamos llamados a la santidad y los santos empezaron por pequeñas cosas.

Viernes, 6 de Noviembre de 2009

Posted on

Viernes, 6 de Noviembre de 2009

Alimentarse de Jesús. Logicamente, alimento para el alma y el corazón. Pero para que nos entre Jesús, antes tenemos que vaciarnos de otras cosas, vaciarnos de aquello a lo que estamos apegados e impide que Jesús entre dentro de nosotros. ¿Que cosas impide entrar a Jesús? Muchas y variadas: la envidia, la soberbia, el orgullo, el ansia de tener, el rencor, y un largo etc…familia1[1]

Un buen comienzo y un buen punto de partida sería empezar por las bienaventuranzas. Mateo 5, 1 y siguientes. Bienaventurados los humildes, los pacíficos, los misereicordiosos, los limpios de corazón, los que tienen hambre y sed de justicia. Ser así no significa ser tontos, ser así es estar cerca de Dios y cerca del Reino que Jesús nos anuncia. ¿No es verdad que si hubiese más personas así, el mundo estaría mejor, estaría más cerca de parecerse a ese Reino? Pues nada, nosotros nos empeñamos en ir a nuestra bola, en ser egoistas, en pensar en nosotros mismos, y en creer en falsos profetas e iluminados que nos hacen creer que el poder está en sus manos y que son ellos los que arreglarán el mundos (los dirigentes políticos, ya me entendeis). Así nos va.

Debemos empezar por construir El Reino en nuestras propias casas, con nuestras propias familias. Yo creo que es bueno empezar de esa forma. No sé, vamos a empezar por ahí y a ver que tal.

Miércoles, 4 de Noviembre de 2009

Posted on

Miércoles, 4 de Noviembre de 2009

Ayer estuve viendo con los niños el tema “¿Quien es Jesús?”. En los Evangelios hay algunos pasajes que nos lo dicen. En Lucas 3,  21-22 cuando Jesús es bautizado por Juan Bautista, Dios dice: Este es mi hijo amado y en Él me complazco…  “  y en Marcos 15, 39 :” Cuando el centurión, al ver de la manera que había expirado dijo: Verdaderamente este era el Hijo de Dios”.

Efectivamente, Jesús es el Hijo de Dios. Pero la pregunta és ¿Quién es Jesús para mí? ¿Porqué Jesús es el hijo predilecto de Dios? Como antes dije, Jesús es el Hijo de Dios y es su preferido por que hace su voluntad.

Pero es que yo también soy hijo de Dios y también puedo ser su preferido. ¿Como? Pues al igual que Jesús, haciendo su voluntad. Tengo que tratar por todos los medios imitar a Jesús en todo, empaparme de Él, meterme dentro de Él y dejar que Él se meta en mí.

Como dije anteriormente, muchos somos capaces de imitar y seguir a personajes que no nos aportan nada.08-05-09_Viernes_2 Compramos revistas del corazón y vemos programas de televisión para empaparnos de la vida de estos personajes, nos conocemos todas sus aventuras y desventuras. Seguimos también a políticos que nos hacen creer que ellos son los salvadores del mundo y nos creemos a pies juntillas todo lo que nos dicen, casi se diría que somos capaces de matar o morir por ellos. Pero de Jesús nos olvidamos. Claro, es que Él no es divertido. Pero ¿de verdad le conocemos?¿Nos hemos interesado por su vida? No. Sin embargo Él si nos ofrece como llenar nuestra vida. Es dificil seguirle, lo sé y doy testimonio de ello, pero la gracia está en intentarlo. Intentarlo sin cansarse, siendo constantes, sin aburrirse, sin desesperarse, con paciencia y sobre todo alimentándonos de Él con su cuerpo y con la palabra. ¿Con su cuerpo? Sí con su cuerpo, con la comunión. Comunión con Jesús, unión en común con Jesús, llenandome de Jesús; para así poder parecerme más a Él. Mira por donde hemos descubierto el verdadero sentido de la Comunión: “Alimentarme de Jesús para ser como Él”.

Ya nos lo dice en los Evangelios: “Yo soy la luz, Yo soy la verdad, Yo soy el camino” “Y solo el que me conoce a mi conoce también a Dios” ¿ Queremos conocer a Dios? Pues vamos a conocer primero a Jesús. Leyendo su vida y sus obras. Leyendo y oyendo su Palabra. Él es el camino. No lo olvides.

Lunes, 2 de Noviembre de 2009

Posted on

Lunes, 2 de Noviembre de 2009

Ya sabemos lo que Dios espera de nosotros, que trabajemos con Él para los necesitados; osea, que demos nuestro AMOR a los más necesitados. Pero ¿quien son estos necesitados, sus hemanos mas pequeños? No solo son los pobres, los que necesitan dinero. Claro, si nos piden dinero, ahí ya no queremos saber nada. Pero necesitados son todos aquellos, y valga la redundancia, que necesitan de algo. Por ejemplo: si tenemos un amigo o amiga, o familiar, que necesita de nosotros porque tenga algun problema, por que necesite un hombro donde llorar, por que necesite un empujoncito, consuelo, en definitiva ayuda de cualquier tipo, ¿lo dejaríamos tirado? Claro que no. Pero, eso sí, hacerlo por un conocido es facil. ¿Y por un desconocido? Esto es mas dificil, lo sé.mother-teresa-1

Ante esto muchos piensan que mejor lo hagan los curas y los que trabajamos en parroquias. Les dices que eso es tarea de todos los bautizados, que todos somos iglesia, pero pasan. Ser cristiano compromete y eso es lo que no queremos: compromisos de ningun tipo. Nos gusta lo facil, lo dificil que lo hagan otros.

Hace pocos días, con los niños de catequesis, veiamos un tema que decía: “Dios Padre nos enseña el camino”. En el dibujo aparecia una persona con dos caminos a su espalda: un camino empedrado y con muchas curvas y una carretera recta y bien asfaltada. ¿Cual cogeríamos nosotros? Lógicamente los niños escogian la carretera. Pero Dios Padre nos enseña que hay que coger el camino empedrado y dificil. Este es el camino del esfuerzo, del compromiso; es el camino del bien, ese que cuesta tanto trabajo de andar, pero que al final tiene su recompensa.

Jesucristo nos enseñó todo esto, el camino del bien, el camino que conduce a Dios. Pero…. es tan dificil seguirle ¿verdad?. Muchos de nosotros somos seguidores de algun cantante, futbolista, politico, etc… Y seríamos capaces de cualquier cosa por ellos: hacer cientos de kilometros para verlos, montarles algun club de fans; ya digo, cualquier cosa. Pero, claro, estos no nos piden nada; y seguir a Jesús exige compromiso y esfuerzo. ¿Será por eso que mucha gente dice que no son cristianos?¿Les asusta el comrpromiso? Y creo que sí

Así nos va. No podemos quedarmos en casa cruzados de brazos o yendo de bar en bar ¿haciendo amigos?, sin comprometernos, dejando que otros hagan las cosas. Nos tenemos que mover nosotros. Esto me recuerda el chiste aquel del hombre que iva todos los días a la iglesia a pedir a Dios que le tocara la loteria. Tan pesado se puso que un día Jesús le habló desde la cruz y le dijo: mira hijo yo quiero que te toque la loteria pero por lo menos compra el décimo.

Pensemos en esto.

Sábado, 31 de Octubre de 2009

Posted on

Sábado, 31 de Octubre de 2009

la_creacion_adam_und_eva

En Gn 1,27 dice ” Y creó Dios a los hombres a su imagen, a imagen de Dios los creó; varon y hembra los creó…”. Por tanto a Dios se le puede ver, si señor. Si nosotros somos Su imagen, para verlo solo tenemos que mirar a las personas que nos rodean, Dios está en ellos. También está en ti, ¿quieres verle?, pues mirate al espejo. No busques más, le tienes delante de ti.

Ahora que ya Le conoces, tienes que trabajar para Él. Y ¿como?. Dejando de ser egoista, dejando de pensar solo en ti y pensar en los demás.

pobreza

En Mt 25, 31-46 te lo dice claramente: “……..tuve hambre y me disteis de comer, sed y me disteis de beber, desnudo y me vestisteis, forastero y me acogisteis; estuve en la carcel y me visitasteis, enfermo y fuisteis a verme…..” ¿Cuando hacemos esto por Él? Dice Jesús: “Cuando lo hicisteis por mis hermanos más pequeños”

Aquí está toda la esencia de lo que Dios quiere de nosotros. Hay quien piensa (los que no Le conocen) que Dios nos quita libertad y nos esclaviza. Yo digo que no. Dios lo único que te pide es que te desvivas por los demás, que son tus hermanos. Solo de esa forma conseguirás hacer feliz a los demás y a ti mismo. Así y solo así lograrás hacer a Dios visible. Podrás verlo tu y podrán verlo los demás. ¿Lo ves? Ya no es invisible. Dios está a tu lado y te necesita.

Él está llamando ahora a tu corazón, hablando a tu corazón. Escuchalo.

Viernes, 30 de Octubre de 2009

Posted on

Viernes, 30 de Octubre de 2009

El eterno problema de los catequistas es encontrarnos cada curso con una serie de niños cuyos padres no creen enbiblia Dios. Igual le ocurre a mucha gente. Y ¿porqué será? Después de muchos años como catequista creo que la respuesta es clara: “No conocen a Dios”. Tienen, al igual que tuve yo, la idea infantil de que Dios es alguien que está en el cielo, que nos ve y que con una especie de varita mágica arregla el mundo. Claro, con esta idea es muy dificil creer en Dios. Entonces, si este no es Dios, ¿Quien és? Para saber quien és lo primero que tenemos que hacer es verle. ¡Vaya, hombre!, si no sé quién es ¿como voy a verle?.

Pues si leemos la biblia en el cápitulo primero del Génesis encontraremos la respuesta: “En la creación”. Ahí esta Dios, no le demos más vueltas. Dios está en todas y en cada una de las criaturas sobre la faz de la Tierra, cuya perfección está en la creación del hombre. Por la tanto la creación es un fiel reflejo de Dios. La creación es fruto del Amor Infinito que Dios le tiene a la humanidad. Por tanto, Dios es AMOR. Y solo desde el AMOR podremos ver y conocer a Dios.

Un consejo, no busqueis a Dios más allá de las nubes. Mirad a vuestro alrededor y descubrirlo. Esta es la tarea que os pongo. En los sucesivos días ya os iré hablando de como verlo más claramente.